INSPECTOR¡El inspector está en la puerta!

 

Hacienda va a intensificar sus visitas sorpresa para detectar irregularidades fiscales. ¿Qué puede hacer si un inspector visita su empresa?

 

Visita. Usted ha leído en la prensa  que los inspectores  de Hacienda  van a hacer visitas por sorpresa a las empresas  para  detectar  posibles irregularidades    fiscales,  actividades   no  declaradas   o  fraudes   fiscales. Apunte. En su empresa  no hay nada  que ocultar y usted  está dispuesto a colaborar. No obstante,  le conviene conocer sus derechos.

 

Inviolable.    Tenga en cuenta  que el domicilio es inviolable. Un inspector, por sí mismo, sólo puede  acceder  a las  instalaciones   de su  empresa  si usted se lo permite.  Por lo tanto,  aunque  no es la mejor forma de iniciar una  inspección,  sepa  que  puede  negarle  la  entrada.   Apunte. Si esto ocurre,  para  poder  acceder  a sus  oficinas, el inspector  deberá  solicitar una  autorizacn  escrita del delegado de Hacienda  de la zona.

 

Sanción. Una  vez que  el inspector  disponga  de dicha  autorización,  lo más recomendable  es permitirle  la entrada:

  • Si usted sigue negándose, Hacienda  considerará  que su empresa  está obstruyendo  su labor y podría imponerle  sanciones de entre 300 euros y el 2% de su cifra de negocios (con un mínimo, en este caso, de 10.000 euros y un máximo de 400.000 euros).
  • Además, Hacienda  puede  también   solicitar  una   orden  judicial,   en cuyo caso su empresa  ya no podrá  negarle el acceso.

 

No toques  nada.  Una vez dentro  de sus oficinas, el inspector  no podtocar nada hasta que usted o un representante autorizado  estén presentes (salvo que el acceso a sus instalaciones  se haya efectuado mediante  orden judicial,  en  cuyo  caso  esto  no  es  preciso). Apunte. Además,  también puede solicitar  que esté presente  su asesor, lo que retardará   el inicio de las actuaciones  hasta  que éste llegue a las instalaciones  de la empresa.

 

Domicilio particular. Si usted  desarrolla  su actividad  desde su propio domicilio  particular   y  niega  la  entrada    al  inspector,  la  autorización escrita  del delegado  de Hacienda  no será  suficiente. Apunte. En  estos casos, como lo que  se pretende   es acceder  a una  vivienda,  el inspector debe disponer  de una orden judicial.

 

Su empresa  no está obligada a permitir  el acceso  del inspector, a no ser que éste lleve una autorización  del delegado de Hacienda de la zona o una orden judicial

fuente:apuntesyconsejos-impuestos