Todo trabajador por cuenta propia sabe que la cuota de autónomo que paga mensualmente se calcula en función de la base de cotización. La base se elige libremente entre una máxima y una mínima.

Gran parte de los autónomos cotizan por la base mínima, sobre todo durante los primeros años de su actividad, pero esa base puede modificarse dos veces al año, siguiendo unas pautas.

Plazos para modificar la base de cotización

Dependiendo del mes en el que se solicite el cambio, éste surtirá efectos en una u otra fecha.

* Si la solicitud se presenta antes del día 1 de mayo el cambio de base surtirá efectos a partir del 1 de julio del mismo año.
* Si se presenta después del 1 de mayo y antes del 1 de noviembre, surtirá efectos el 1 de enero del año siguiente.

El que haya modificado su base en estos plazos, podrá renunciar a la modificación solicitándolo en el mismo plazo, con efectos a partir del 31 de diciembre del año en que se presente la solicitud.

Limitación del cambio en función de la edad

El cambio de base de cotización está limitado en la actualidad para las personas que a 1 de enero de 2014 tengan 47 años o más:

1.- Los menores de 47 años a 1 de enero pueden elegir su base libremente.
2.- Los que a 1 de enero tengan 47 años también podrán hacerlo si su base de cotización en el mes de diciembre era igual o superior a 1.888,80 euros o si se dan de alta por primera vez. Si su base en diciembre fuera inferior podrán elegir libremente su base si lo hacen antes del 30 de junio. De lo contrario no podrá superar los 1.926,60 euros.
3.- Los autónomos que tengan 48 o más años a 1 de enero de 2014 tendrán una base comprendida entre 944,40 y 1.926,60 euros mensuales.
4.- Los autónomos que, a 1 de enero de 2011 tenían 48 ó 49 años de edad, y hubieran optado por una base de cotización superior a 1.880,80 euros mensuales antes del 30 de junio de del mismo año podrán cotizar por una base comprendida entre 875,70 y 1.926,60 euros mensuales.

En cualquier caso, las bases se incrementan cada año según lo publicado en los Presupuestos y, con ellas, se incrementa también la cuota de autónomos.